Presentación

El pasado domingo 28 de febrero, Afelx realizó la segunda edición de fotocrítica en formato on-line. El evento consiste en el envío, por parte de los socios, de aquellas imágenes que deseen sean valoradas por los compañeros.
Los participantes fueron Francisco Martínez, Ruth D. Serrano, Fran Igual, Juani López y Pep Aldeguer. Este último, como secretario de AFELX y maestro de ceremonias del evento, presenta las imágenes (inicialmente anónimas) por riguroso orden de llegada.

Primera imagen a estudio:

El sentir mayoritario ha sido un poco extraño, debido a que elementos estáticos estén en movimiento,  pudiendo dar sensación de mareo. En un principio, parece un exceso de procesado de la imagen. Un compañero apunta a la posibilidad de que sea una composición de 2 imágenes.

El autor de la imagen, Francisco Martínez, expone que este tipo de procesado corresponde al llamado “Efecto Adamski” (que toma el nombre del creador de la técnica). Tal y como lo define su creador, es un efecto abstracto de “foto impresionismo”. Con él no vamos a conseguir un resultado realista, más bien todo lo contrario: una fotografía abstracta, creativa e incluso surrealista.

Francisco ha utilizado, efectivamente, 2 fotografías: una foto de los protagonistas y una de la Explanada de Alicante. Esta última, con varias tomas de larga exposición, para eliminar los peatones del paseo. Para ello, utilizó un trípode, un filtro polarizador, la cámara en modo-bulb, y el método de ensayo y error. El efecto de movimiento lo realizó posteriormente en Photoshop: de forma vertical para los árboles y horizontal en el suelo.

El efecto Adamski puede aplicarse en cualquier fotografía. Sin embargo, es cierto que hay fotografías en las que funciona mejor que en otras.

Entre estos factores que hacen que el Efecto Adamski quede más atractivo, encontramos:

• Fotografías con un punto de fuga muy visible.
• Fotografías urbanas de calles estrechas o con elementos arquitectónicos con líneas muy marcadas.
• Fotografías en las que las líneas tengan un gran protagonismo.
• Fotografías de la playa , sobre todo cuando no hay más elementos que el cielo, el mar y (ocasionalmente) la costa.

La segunda fotografía es equivalente a la primera:

El encuadre de la primera imagen resulta más atractivo a los asistentes, ya que en esta segunda, las personas de la imagen (objeto principal del centro de atención) se encuentran demasiado cerca del borde inferior; tanto es así que se corta parte de los pies. Las reglas básicas de composición dicen que cortar en ese punto no es atractivo al ojo. Y aunque las reglas están para romperlas, en este caso la composición no acompaña. El aire en la parte superior es excesivo, las personas empequeñecen ante tanto espacio entre sus cabezas y la parte superior de la fotografía.

La tercera imagen fue la siguiente:

Esta fotografía, tomada en la “hora azul” (en referencia al color del cielo), y a siguiente pertenecen a Juani López y fueron tomadas en una de las calles adyacentes a Picadilly Circus, en Londres.

Todos los asistentes coincidieron en la buena composición de la imagen: la “S” de la calle marca perfectamente el camino que debe seguir la visión de la fotografía. Igualmente lo hace la curva que forman los edificios enmarcando el cielo. El bonito azul del cielo a última hora de la tarde cuadra con la iluminación de las ventanas, escaparates y coches.

La mayor pega reside en la inclinación de la farola y del edificio de la parte izquierda debido al uso de una óptica angular. Pero es algo fácilmente corregible con los programas habituales de retoque.

El peatón en movimiento, de la parte inferior izquierda, resulta ser una figura compositiva problemática. A algunos compañeros les gusta, pues genera movimiento en la imagen; mientras que otros prefieren prescindir de la misma (aunque la aceptarían si se encontrara en el tercio más cercano).

En la cuarta imagen visualizada, donde ya no está el peatón, se aprecia una composición más limpia. Además, la farola de la parte derecha está completamente visible. Lo que favorece la composición, ya de por sí atractiva. Igual que sucedía en la tercera imagen, la parte izquierda es mejorable, donde vuelve a aparecer una deformación de lente.

La penúltima imagen, cuyo autor es Fran Igual, es la siguiente:

Lo más reseñable de la imagen para algunos compañeros es la distracción que produce el cable de la esquina superior derecha, que complica la composición. Al igual que las placas del callejero, cortadas por en la esquina superior izquierda. Se resaltó la facilidad de su eliminación en post-producción.

El autor explicó el origen de la imagen: fue tomada al inicio de su afición en el Rally Otoño Fotográfico de Alicante, hace varios años. La presentó al concurso, donde quedó entre los 25 accésits. En la ponencia donde se presentaron las imágenes finalistas, un miembro del jurado reseñó que le gustaba que parecía que el hombre mayor estaba colgando del pasamanos.

A vista del autor, lo que transmite la imagen es que el hombre mayor va cuesta arriba con peso; mientras que el segundo hombre es su opuesto, más joven, ligero de peso y camina a favor de la pendiente: un símil de la vida.

La última imagen a estudio, pero no por ello menos importante, es la siguiente:


Llamó la atención cómo se ha realizado la fotografía: flores suspendidas perfectamente enfocadas, lo que es muy complicado realizar. El autor, Pep Aldeguer, explicó cómo realizó la fotografía. En un primer momento, intentó congelar el movimiento de las flores al dejarlas caer por gravedad, subiendo iso y subiendo velocidad de obturación. Al no alcanzar el resultado deseado, utilizó flash, pero igualmente no fue satisfactorio el resultado. La solución final fue sujetar las flores con hilo blanco, dejarlas suspendidas y estáticas, para posteriormente eliminar el hilo en post-producción.

Se ha preguntado al autor que cuál era el centro de atención, ya que la imagen presenta múltiples objetos, lo que no ayuda a centrar la mirada. Además, las flores lilas contrastan con los demás objetos y se comen el protagonismo en la escena. Para el autor, el foco de atención deben ser Cupido y los anillos, ya que la temática de la imagen era San Valentín. Por ello, se le recomienda la eliminación de elementos superfluos que resten importancia al personaje central y los anillos. Con recorte y reencuadre pueden apreciarse mejor. En la nueva imagen, se puede ver el bello trabajo del cristal iluminado perfectamente. Mención especial para el degradado del fondo, cuyos colores encajan perfectamente con las flores de almendro y los anillos.

He aquí cómo quedaría con el recorte propuesto:


Después de una hora y media de charla amigable, dimos por terminada esta segunda sesión de foto-crítica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.